Un icono, motivo de orgullo nacional, ¡nuestra joya más valiosa!